5 ideas equivocadas que no te dejan crecer tu empresa

0 Shares

Nadie nos enseña a emprender, y por más que las universidades se empeñen en sacar nuevas carreras relacionadas al emprendimiento, al final lo que mejor funciona es que te lances y crees tu propio proyecto.

Al inicio de un negocio todo es felicidad, pero mientras va pasando el tiempo te vas dando cuenta de que el camino no es fácil, hay que buscar ventas a como dé lugar porque hay que pagar los gastos de renta, sueldos, créditos, o simplemente para que lleves el sustento a tu casa.

Recuerdo el día que decidí emprender mi empresa, mientras yo trabajaba en una agencia de marketing digital, recibí la invitación a un proyecto que había que salvar de urgencia porque tenían que presentarlo en un evento próximo.

Este proyecto llegó en un muy buen momento para mí porque yo ya estaba buscando la oportunidad que me hiciera tomar la decisión de dejar mi trabajo, y no dudé en aceptarlo.

Mientras mis familiares y conocidos iban sabiendo que yo ya trabajaba por mi cuenta, empezaron a darme consejos de cómo dirigir una empresa.

Lo raro es que la mayoría de estos consejos venían de gente que nunca había emprendido antes y además, mientras los escuchaba, en mi cabeza solo estaba la idea de que las cosas se podían hacer de una manera diferente.

En cierto modo, tenía un presentimiento de que lo que me aconsejaban era de una época anterior a la que estábamos viviendo.

Hoy en día sigo viendo algunos de estos malos consejos en el movimiento emprendedor que vive México, y hoy quiero contarte algunas de estas ideas equivocadas que debes hacer a un lado si quieres emprender o si ya tienes tu negocio pero sientes que no está creciendo como quisieras.

1. “El producto es lo más importante”

Obviamente el producto es algo muy importante, pero no lo más importante para tu negocio.

De nada sirve que tengas el mejor producto del mercado si nadie te lo compra, o peor aún, si tu empresa se está quedando sin dinero.

Tienes que hacer que tu producto se mueva, que la gente lo compre, lo pruebe, lo use. Las empresas jóvenes se enfocan mucho en el producto y pierden mucho tiempo en terminar de perfeccionarlo antes de sacarlo a la venta.

Claro, quieres entregar lo mejor para tu cliente, pero nunca sabrás qué debes mejorar si el cliente no lo usa y te da retroalimentación.

Así es que mi consejo en este punto es: crea la primer versión de tu producto o servicio y enfócate en conseguir ventas. De esta manera tendrás dinero para invertir en mejorarlo.

2. “Es necesario ser experto en el tema”

Basta de otro diplomado más. ¡Ya estás listo!

O mejor dicho, nunca se está listo. No eres el único que no tiene tanta experiencia.

Justamente el tener tu empresa, salir a vender, hablar con tus clientes, que te hagan preguntas retadoras, te dará la experiencia y te convertirá en un experto en el tema.

Un momento, no quiero que pienses que te estoy diciendo que ya no necesitas aprender nuevas habilidades. Siempre debemos estar aprendiendo cosas nuevas.

A lo que me refiero es que no te detengas más a salir a vender.

La mayoría de la gente allá afuera sabe menos de tu tema que tú, y estoy seguro que le ayudarás a mucha gente si te pones ya a su disposición.

3. “Debes hacer relaciones con gente importante”

Lo confieso, no soy una persona social. Puedo contar a mis verdaderos amigos con una sola mano, y no por eso mi empresa ha quebrado.

En México se tiene la creencia de que la única manera de tener una empresa exitosa es teniendo “amigos”.

Incluso hay gente que se hace amigo de personas que no les caen bien, con tal de que les den un huesito a morder. O hay otros que se creen importantes solo porque conocen a gente “más importante”.

Esta idea equivocada es una de las que más me molestaban cuando me la aconsejaban al iniciar mi empresa.

No puedo concebir mi vida teniendo que relacionarme con gente que no me cae bien, o tener que ser el perrito mandadero de los “importantes”.

Tal vez eso pasaba en otras épocas, en donde las oportunidades para la gente común eran muy limitadas, pero en esta época en la que vivimos eso se acabó.

Google y Facebook me permiten llegar a miles de personas sin tener que ir buscándolas una por una. Con internet yo puedo construir mis plataformas, me pueden encontrar miles de personas y un porcentaje de ellas me pedirá que le ayude a resolver sus problemas de ventas, y con eso estoy feliz porque mi empresa puede crecer en escala sin ayuda de los “amigos”.

“Las relaciones siempre son de gran valor, pero no pienses que porque no tienes amigos influyentes, no podrás tener una empresa exitosa”.

Siempre vamos a necesitar a quién pedirle consejos o recomendaciones, pero lo que te quiero decir es que no te obsesiones con las relaciones, y mejor dedícate a construir y crecer tu empresa.

Antes se decía que lo más importante es a quién conoces, refiriéndose a que mientras más gente importante conozcas, más fácil podrías hacer negocios.

Pero con el internet esto cambió, y ahora puedes ser tú esa persona importante y hacer que mucha gente te conozca, para que siempre tengas un flujo constante de nuevas oportunidades de negocio, de esta manera no tendrás que preocuparte por a quién conoces, sino atenderás a las personas que te van conociendo.

Estoy convencido que vale más cuántas personas te conocen (sin que tu las busques), en lugar de a cuántas personas conoces.

4. “Las ventas llegarán solas”

Suena muy bonito, pero es mentira, no llegarán solas.

Tienes que ensuciarte las manos y salir a vender, tienes que pasar por ser ignorado. De eso se trata un negocio, de hacer cosas que no te gusta hacer y no solo de hacer lo emocionante.

Esta idea va muy ligada al punto 1, y no me extenderé mucho. Solo te diré que las ventas no llegan por arte de magia, debes ser tú el motor que las genere.

No te diré que hay una sola fórmula para vender porque te mentiría, pero sí te puedo decir que una muy buena manera de dar a conocer tu producto y conseguir clientes, es con ayuda del Marketing Digital enfocado a Ventas.

5. “Se necesita mucho dinero para tener una empresa exitosa”

Cuando doy una conferencia y doy ejemplos de mis clientes, siempre hay gente que me dicen que mis clientes tienen éxito porque son empresas con mucho dinero.

Pero detengámonos un poco y piensa por qué tienen dinero. ¿Crees que invierten dinero sin que les regrese multiplicado?

¡Por eso tienen dinero! Porque son inteligentes invirtiendo.

La realidad es que no se necesita mucho dinero, lo que se necesita es reinvertir ese poquito dinero que vas ganando, hasta que deje de ser poquito.

Varias empresas que asesoro eran pequeñas y dejaron de serlo por un buen manejo de su dinero.

En este punto hay 2 errores que probablemente estás cometiendo si tu empresa no tiene dinero:

  1. Lo estás gastando en tus necesidades como tu casa, una camioneta, ropa, o cualquier cosa que no le genere valor directo a tu negocio.
  2. No estás invirtiendo en conseguir nuevos clientes y por eso tu negocio sufre con la carga de los gastos al final de mes.

Conclusión

Aunque siempre es bueno escuchar consejos, también es bueno diferenciar los buenos de los malos. No seas como las olas que se mueven de un lado a otro cada vez que escuchas una nueva recomendación de cómo dirigir tu empresa.

Ahora ya sabes que no necesitas un gran producto, ni ser un experto, tampoco tener grandes relaciones ni mucho menos tener mucho dinero.

Lo que sí necesitas para tener éxito y crecer tu empresa es una sola fórmula:

<< Trabajo duro + constancia en más ventas + paciencia >>

5 ideas equivocadas que no te dejan crecer tu empresa
5 (100%) 1 voto

0 comentarios en “5 ideas equivocadas que no te dejan crecer tu empresa

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.